Download E-books Al Faro (CONTEMPORANEA) PDF

Una de las obras más autobiográficas de Virginia Woolf.

Al faro es una de las obras cumbre de los angeles literatura del siglo XX. Basada en l. a. propia infancia de l. a. autora, l. a. novela cuenta l. a. historia de los angeles familia Ramsay en los angeles isla escocesa de Skye en el período de entreguerras. El rumor del mar, l. a. presencia insomne del faro, l. a. guerra, los angeles muerte, el erotismo o el transcurso del tiempo se entreveran en l. a. larga conversación de los angeles novela formando un oleaje de símbolos, palabras e imágenes.

Reseñas:
«Una de las inteligencias e imaginaciones más delicadas que ahora ensayan felices experimentos con los angeles novela inglesa.»
Jorge Luis Borges

Show description

Read Online or Download Al Faro (CONTEMPORANEA) PDF

Similar British Literature books

Bruno's Dream

Bruno is almost 90. keen about his earlier and a keenness for spiders, he's the centre of a fancy net of relationships regarding his estranged son Miles; Danby, his hapless son-in-law; Danby's mistress, Adelaide; and her dual cousins, the vengeful Will and the mischievous, sinister Nigel.

Lucia Rising: "Queen", "Miss Mapp Including the Male Impersonator", "Lucia in London": Queen, Miss Mapp Including the Male Impersonator, Lucia in London

This name includes 3 of Benson's Lucia tales. "Queen Lucia" used to be released in 1920, "Miss Mapp" in 1922 and "Lucia in London" in 1927. they're much-loved novels of provincial snobbery and have become a winning tv sequence.

English Romantic Verse (Penguin Classics)

English Romantic poetry from its beginnings and its flowering to the 1st symptoms of its decadenceNearly the entire well-known piéces de résistance may be came upon here—"Intimations of Immortality," "The old Mariner," "The Tyger," excerpts from Don Juan—s good as a few much less widespread poems. As muchas attainable, the poets are prepared in chronological order, and their poems so as of composition, starting with eighteenth-century precursors similar to grey, Cowper, Burns, and Chatterton.

Extra info for Al Faro (CONTEMPORANEA)

Show sample text content

Nunca podía �corresponder a las invitaciones» (esa fue l. a. seca y envarada expresión que utilizó) en los angeles universidad. Tenía que hacer que todo le durase el doble que a los demás, compraba el tabaco más barato, de picadura, el mismo que fumaban los viejos en los muelles. Trabajaba mucho: siete horas diarias; su tema de investigación ahora period l. a. influencia de algo en no sé quién… Seguían andando y a l. a. señora Ramsay se le escapaba el significado de lo que le decía, solo comprendía alguna que otra palabra suelta: tesis…, investigador…, lector…, conferencia. Le costaba seguir l. a. terrible jerga académica, que sonaba tan hueca y rimbombante, pero se dijo que ahora entendía por qué le había descolocado tanto lo de ir al circo, pobre hombre, y por qué le había salido de pronto con lo de su padre, su madre, sus hermanos y sus hermanas, y que hablaría con Prue para asegurarse de que no volvieran a burlarse de él. Supuso que lo que le habría gustado habría sido decir que había ido a ver una obra de Ibsen con los Ramsay. period un pedante de mucho cuidado, �oh! , sí, un auténtico pesado. Habían llegado ya al pueblo y estaban en los angeles calle central, donde las ruedas de los carros rechinaban contra los adoquines, y él seguía hablando de acuerdos, de los angeles enseñanza, de los obreros, de ayudar a los de su clase y de conferencias, hasta que los angeles señora Ramsay comprendió que había recobrado l. a. confianza en sí mismo, se había recuperado de lo del circo (volvió a mirarlo con buenos ojos) y estaba a punto de contarle lo de…, pero las casas desaparecieron, llegaron al muelle y toda l. a. bahía se extendió ante sus ojos, l. a. señora Ramsay no pudo contenerse y exclamó: —¡Qué hermosura! El agua azul se extendía ante ella como un enorme plato, con el viejo faro distante y austero en el centro y, a los angeles derecha, hasta donde alcanzaba los angeles vista, desmoronándose y desdibujándose en blandos pliegues, las verdes dunas cubiertas de hierbas silvestres, que siempre daban los angeles impresión de internarse en algún paraje lunar deshabitado. Aquella period l. a. vista que tanto le gustaba a su marido, dijo parándose mientras sus ojos adquirían un matiz más grisáceo. Se detuvo un instante. Pero ahora —suspiró— todo se había llenado de artistas. Cierto, apenas a unos pasos de donde se encontraban, había uno con su panamá y unas botas amarillas. Muy serio y ensimismado, a pesar de que había diez chiquillos observándolo, miraba a lo lejos con un gesto de profunda satisfacción pintado en el rostro redondo y rubicundo y luego mojaba el pincel en un blando montículo de verde o rosa. Desde que el señor Paunceforte pasó por allí tres años antes, todos los cuadros eran iguales —le explicó—, verdes y grises, con barcos de vela de colour amarillo limón y mujeres sonrosadas en los angeles playa. En cambio, los amigos de su abuela —prosiguió, echándoles una mirada discreta al pasar— se esforzaban muchísimo; en primer lugar, preparaban ellos mismos sus propios colores, luego los trituraban y les ponían telas mojadas encima para que no se secaran. El señor Tansley dedujo que ella quería que reparase en las carencias del cuadro de aquel hombre, �se diría así?

Rated 4.70 of 5 – based on 23 votes